Kanalape

Kanalape

El nombre más reconocible de esta playa es Kanalape, tal y como lo describe su nombre en Euskera, por estar debajo (pe) del barrio Kanala. Aunque si preguntáis a los habitantes de este barrio os dirán que el nombre de esta playa es Olabe. Popularmente también se le co-noce con el sobrenombre de La Playa del Amor, por ser una playa apartada y perfecta para los amantes que buscan intimidad.

Esta, al igual que la de San Antonio, es una playa que no es playa. En origen, era una llanura intermareal fangosa (cubierta de agua en marea alta y descubierta en baja) pero los dragados que se realizaron en la ría durante los años 1994, 1995 y 1996 vertieron la arena extraída en esta llanura intermareal creando así el arenal del que hoy tantos disfrutamos. Si sois muy asiduos, atraídos seguramente por su tranquilidad, os habréis dado cuenta que ¡en Kanalape hay dunas! Efectivamente, poco a poco la naturaleza ha asimilado la arena y ha propiciado que se instalen plantas de dunas.

Si durante esos relajantes paseos que se pueden dar en baja bar, nos dirigimos hacía el extremo norte de la playa, la que da hacia Laida, veremos que en las hay unas rocas con un color azulado. Se tratan de rocas calizas y en ellas se pueden llegar a encontrar el rastro de moluscos del Cretácico como son los fósiles llamados amonites. Tienen la típica forma de fósil que a todos nos viene a la cabeza; la del caracol el espiral. Siguiendo con nuestro patrimonio geológico es interesante mencionar también que kanalape es la única zona de bizkaia en la que aflora el Jurásico.